Violencia y paternidad…Je suis Charlie

No tiendo a escribir sobre estos temas, pero en esta ocasión la paternidad hace que me cambie la visión del mundo, después de leer lo acontecido en Francia solamente me pude preguntar ¿qué le voy a decir a mi hija del mundo en el que vive? Y ¿qué debo de enseñarle para no sufrir en este planeta?

Tal vez te suenan preguntas sencillas o descontextualizadas, pero nada más imagina por un momento que mi hija fuera adolescente con todo el acceso a la información que tienen y de repente sale esta tragedia en la conversación. 

Si Mahoma regresara...
Si Mahoma regresara…

Cómo le explicas que justo el país cuyos valores son “Liberté”, “Egalité” y “Fraternité” sufrió el ataque terrorista más fuerte desde los 70´s y en la explicación obviamente le aclaras que el motivo fue porque un grupo de individuos al sentirse “ofendidos” por una caricatura, por una sátira amparada por la libertad de expresión, decidieron que la mejor manera de “vengarse” era matando gente inocente.

Si la ecuación no se ha complicado y estoy corriendo la imagen mental de la conversación en mi cabeza todavía nos atrevemos y revisamos las caricaturas y vemos que hay varias (aquí les comparto dos), aclaro que mi francés es malo, malo así que perdón por la traducción, la primera dice como título: qué pasaría si Mahoma regresara y él dice “yo soy el profeta, ¡torpe!” mientras que el que lo va a decapitar contesta “¡cállate infiel! En el segundo cartón en el fondo se lee: Mahoma está cansado de los extremistas, el hombre de negro está diciendo “Es difícil ser amado por retrasados”.

Ser amado por tontos...
Ser amado por tontos…

¡Wow! ¿Y por eso murieron 12 personas? ¿neta? En pleno siglo 21… y ese es el mundo en el que  mi hija va a vivir… francamente se me cae el ánimo y la esperanza. Cualquiera podría decirme que no es para tanto, que aunque terrible y lamentable no es para generalizar el problema, que hay que ver que también la vida tiene cosas positivas y que no todos son malos, sin embargo a todos los que me quieran decir eso los invito a leer un poco más.

 “Liberté”, “Egalité” y “Fraternité”

Cómo le explicarías a tu hija o a tu hijo que por una caricatura hubo gente dispuesta a terminar con la vida de otras personas, que la vida de otro ser humano al que no conocían se volvió menos que nada y sin remordimiento alguno mataron, no sólo afectando a quién falleció, sino a sus familiares, a sus amigos, a sus conocidos y a todo un país. Que básicamente fueron a matar por  vengar a alguien que ya de todas maneras estaba muerto hace muchos años… y luego dicen que soy el negativo de la familia…

Dentro del ámbito de la educación una de las materias que más me gusta es la de “Formación sociomoral, valores y diversidad”, en verdad que es una materia muy amplia y con aplicaciones dentro y fuera del aula, es una materia preciosa que contiene dentro de todos sus tópicos el desarrollo sostenible y dentro de éste se encuentra Educación para la PAZ.

Construir la paz y creo que sobretodo poder vivirla es un imperativo, es necesario que se vuelva una parte integral de nuestra experiencia individual y colectiva. El reto evidentemente no es nada sencillo, pero la prevención de la violencia y las estrategias de resolución pacífica de conflictos son necesarios en la agenda educativa, tanto de las escuelas, como de los padres y creo firmemente que primero debería ser de los padres.

Te sorprenderías de cuántas veces estas en contacto con la violencia en un solo día que clasifiques como muy bueno. De hecho basta con que busques el violentómetro del IPN para que te des una idea y aunque haya sido construido en el marco de violencia de género, verás que no te escapas de muchos ítems de los que se mencionan.

La paz es un fenómeno que queda al descubierto en las acciones humanas; es un valor deseable que abarca o contiene: armonía, justicia, relaciones justas, bienestar, compasión, …

Construir una cultura de paz nos lleva a considerar la modificación de actitudes, creencias y conductas desde lo cotidiano, lo que hacemos día con día, hasta esferas tan elevadas como las negociaciones entre países. Intentando que nuestra respuesta a los conflictos sea pacífica y que nuestras reacciones se conviertan en actos de negociación y de razonamiento en lugar de que sean hacia la agresión.

Como puedes ver la paz no es dejar de hacer, no es ni siquiera dejarse hacer, es una acción que se construye con nuestras conductas y con nuestras interacciones, la paz incluye acción, necesariamente mucha acción, ya que faculta a las personas a moverse hacia sus objetivos y a buscar con ahínco sus metas, respetando y resolviendo activa y racionalmente los conflictos que se puedan generar.

Así que ya lo sabes, la responsabilidad para la paz recae en todos y cada uno de nosotros, no es sencillo, sin embargo se puede alcanzar la meta, empieza hoy y verás que mañana habrás recorrido un buen camino.

Je suis Charlie

 

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.