Se me olvida

A veces se me olvida que eres pequeña, que para ti las estrellas son un misterio en el cielo, que las sombras pueden tener monstruos y que el azul del cielo es diferente del azul del mar.

Se me olvida que para ti lo más importante, todavía, es sentirte amada y protegida por tu familia.

Se me olvida que creces a cada segundo y que si volteo un instante me lo habré perdido para siempre.

Y ante tantos olvidos te ofrezco una disculpa, hago lo mejor que puedo, pero a veces simplemente no puedo estar a la altura de los cambios.

Justo ahora que te veo dormida, con la manita en la cara como cuando eras bebé me pregunto si en el día ¿valía la pena molestarme porque no levantaste los juguetes? ¿Era tan importante y necesario desesperarme por el millón de preguntas que haces?

Te amo hija, eso jamás lo dudes. Te amaré por todos los días que tenga de vida.

También te ofrezco otra disculpa por todas las veces que me he molestado –y las que vendrán- y que eran innecesarias y viéndolas bien, hasta ridículas.

Tú creces, todo cambia, todo es impermanente y lo importante es cómo lo tomemos.

Crees que me necesitas, pero no sabes que es al revés, que soy yo el que te necesito para afrontar las cosas porque saco fuerzas de ti y de tu hermano.

Y si algún día decides que quieres tener hijos –por decisión ¿eh? Jamás por obligación- comprenderás lo profundo del amor. Comprenderás lo insondable del vínculo que hemos forjado.

Una manera de que sepas qué tanto me encanta ser tu papá es que si me ganara la lotería, en ese momento dejaría de trabajar para convertirme en papá de tiempo completo.

¡Claro que este rollo de ser papá es súper cansado! No creas que no. Al final de un día entero quedo entre aturdido y medio fundido y con dolores en músculos que ni sabía que tenía y eso cuando además no hay actividades adicionales como hacer las compras.

Pero con todo y el cansancio el corazón queda como calientito, más en paz, como si me hubiera conectado a una fuente de energía y que no sabía que necesitaba recargar baterías.

Como ves es un poco difícil expresar lo que se vive siendo papá.

No me da el vocabulario para decir exactamente lo que quiero decir, me temo que no me alcanzan las palabras y aunque pudiera transmitirlo por telepatía chance ni así alcanzarías a ver la inmensa felicidad que me da el saberme tu papá.

 

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.