Reflexiones nocturnas, debrayes y caos de papá

Día complicado, el consultorio ni se diga, uno de esos días en el que las historias superan la ficción y simplemente uno se queda pasmado ante la vasta e ilimitada cantidad de dolor que existe en este planeta, o al menos en esta sociedad. 

El regreso a casa peor, una lluvia molesta de esa que sólo genera tráfico y agresión entre conductores, la radio, bueno la radio ni se diga si no son noticias sobre la violencia en este país, son sobre lo mal de la economía y si no se habla de eso entonces la opción es escuchar sobre temas sin sentido ni aplicación.

¿Y la música? Extraño la música que escuchaba de joven, nada como una buena dosis de Nirvana, Smashing Pumpkins, Korn, Limp Bizkit y demás artistas de mi juventud para darle sentido a la vida y a las emociones. Nota mental: debo de subir música al auto para no escuchar la radio.

Y si lo externo no fuera suficiente mi mente me atormenta, brinca de los recordatorios de pagar los impuestos a no dejar pasar la fecha de pago de la tarjeta, pasa de pensar cómo le voy a hacer para incrementar mis ingresos a pensar en la tesis del doctorado. Segunda nota mental: el doctorado está más complicado de lo que originalmente calculé.

Por fin llego a casa y con una palabra: papá, simplemente los huracanes de mi cerebro pasan a ser una suave brisa de paz ¿en serio este pequeño ser humano es mi hija?, en eso escucho un ¡hola cielo! ¿Cómo te fue? Y simplemente ya no hay nada, ¿de verdad esta mujer es mi esposa?

Te podrás preguntar por qué escribo esto, pues la respuesta es muy sencilla, mientras mi esposa está durmiendo a nuestra hija yo abrí la plataforma de mi blog y su escritorio me recibió con la pregunta ¿Qué te está pasando por la cabeza?

Me considero sumamente afortunado de poder compartir mi vida con mi esposa y de tener una hija como la que tengo, en verdad hay días en los que me pellizco sólo para saber si no estoy soñando o estoy en un manicomio atrapado en una alucinación. Tercera nota mental: si resulta que estoy alucinando y me sacan de aquí voy a pedir un reembolso y que me regresen.

Mi hija duerme… por el momento, hoy me toca el colecho y no puedo más que cuestionarme cómo demonios le voy a hacer para estar a la altura de las expectativas, es en serio que está en mis manos la responsabilidad de criar un ser humano para que alcance su edad adulta de la mejor manera posible y ¿cómo se supone que debo hacerlo?

Afortunadamente la respuesta viene de manera sencilla, simplemente tengo que respirar, inhalar y exhalar, dejar que mi conciencia pierda periferia dejar que la respiración deje de ser respiración, que no haya objeto ni observador, ni respiración ni respirador, solamente conciencia desnuda, pura y abierta al mundo.

Si puedo llevar mi paternidad una respiración a la vez, una sola exhalación a la vez probablemente tendré éxito. Cuarta nota mental: debo pasar de 20 minutos de meditación Anapanasati a 30 minutos.

Si es cierto que las personas no son perturbadas por lo que sucede, sino por lo que piensan de lo que sucede, entonces la crianza se facilita; cuántas veces no he escuchado a la gente opinar sobre lo que no sabe, cuántos dogmas en la crianza existen y nos generan expectativas innecesarias.

Si en nuestra casa queremos que nuestra hija viva con un par de padres tatuados, que tenemos ideologías integrativas más hacia la izquierda que otra cosa, entonces que así sea. Porque no tengo un cerebro dotado de consciencia y voluntad para obedecer o complacer a los demás, lo tengo para alcanzar las metas que me proponga y diseñar los medios para llegar a ellas. Quinta nota mental: ¿otro tatuaje? No suena nada mal, de todos modos ya viene mi cumpleaños y nunca es suficiente tinta en el cuerpo.

Una respiración a la vez, una sonrisa a la vez, un abrazo a la vez, un raspón, una lágrima y un terror a la vez. Un te amo por saludo y un yo también por adiós, es una estrategia bastante sencilla para ser papá y esposo. Última nota mental: recuerda que tienes una súper esposa la cual te brinda todo el apoyo del mundo, no estás aislado.

Así que a iniciar con esta auto-receta de bienestar: inhalo y exhalo…

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.