Por qué debes de tener perro en casa ¡te vas a sorprender!

¿Perro o no perro? Las razones de tener un perro en casa son variadas, esa entrada está escrita por una profesional en el tema y que aceptó la invitación de escribir una entrada en el blog… ¡espero les guste! 

¡Hola! Yo soy Brenda Guadarrama, soy Psicóloga Clínica. Me dedico a la consulta privada y en mis tiempos libres a rescatar perritos u otros animales en situación de calle, rehabilitarlos y darlos en adopción. También soy facilitadora en Terapia Asistida con Perros y frecuentemente uso a mis perros o los perros de mis pacientes en el consultorio. Esta entrada nace de la valoración de estos seres peludos en nuestra vida cotidiana, para ser conscientes de los beneficios mutuos que podemos obtener de esta interacción.

Todas aquellas personas que tuvimos un perro al crecer, nos podemos identificar con juegos, correteadas, lanzado de pelotas, abrazos peludos y besos con baba en la cara…. Seguramente estos recuerdos sacan una sonrisa en todos nosotros. Es innegable que cuando se crece con un perro, la vida es diferente, es más divertida y liviana.

Varios autores han hecho reflexión acerca de los beneficios de  la relación y convivencia con un perro. Incluso grandes fundadores de la psicología compartían el consultorio con sus mascotas, Freud por ejemplo tenía a “Jofi” su Chow Chow, el psiquiatra Boris M. Levinson tenía a “Jingles”. Los perros se han utilizado en múltiples escenarios para la mejora de la salud física y mental, por ejemplo consultorios, clínicas de rehabilitación de la conducta y hospitales. Entonces es de suponerse que la convivencia de es benéfica y se puede visualizar como un promotor de la salud de los niños.

Algunos de los beneficios que puede tener un perro en la vida de los pequeños son:

  1. Les enseña amor incondicional.

Pocas veces se puede percibir la constancia en el amor de la manera en que podemos verla con un perrito que siempre mueve la cola cuando estamos cerca, no importa si estamos enojados, tristes, sucios o pobres, a ellos eso parece no importarles y siempre están felices de estar con nosotros. Esto es importante, sobre todo en un mundo donde los padres trabajan y llegan agotados a la casa o de mal humor y esto puede afectar la interacción con sus hijos; dónde el grupo en la escuela del hijo es grande y las maestras tienen otras prioridades, por poner algunos ejemplos. El amor se vuelve simple con un perro, simplemente siempre hay amor.

  1. Les enseña responsabilidad.

Muchas veces las madres dejan pocas responsabilidades a los hijos, ya sea porque los consienten o porque ellas hacen las cosas mejor y más rápido etc… El punto es que hoy en día los niños tienen poca o nula responsabilidad en la casa y al tener un perro se le puede dejar a su cargo tareas simples como alimentarlo o cepillarlo, incluso bañarlo -¡Que divertido!- Y de esta manera el niño no sólo sabe que tiene que hacer algo sino que siente que PUEDE hacer cosas y que gracias a ÉL, el perro está sano y feliz. La responsabilidad da reafirmación positiva que viene desde dentro del niño y eso está directamente relacionado con la construcción de un autoconcepto positivo.

  1. Les enseña a convivir y compartir, Empatía.

Al jugar con un perro hay que seguir sientas reglas de convivencia,  el niño pronto se dará cuenta que no puede picarle los ojos o jalar de su pelo porque lo lastima y el perro gruñe, llora o se aleja, de la misma manera que al convivir con otros niños o adultos hay lineamientos. Aprende que no solo es él, que hay otros seres sintientes a su alrededor y que debe procurarles determinado trato para que quieran jugar o convivir con él. También por ejemplo, va a haber muchas veces que él este comiendo algo y el perro le pida con su linda carita un pedazo, seguramente le compartirá un poco y de esta manera se desarrolla la EMPATÍA. Entender a los que están a mi alrededor. La empatía es básica para la salud mental y para prevenir futuros problemas.

  1. Reduce la ansiedad.

Al poner la atención en el perro los demás problemas quedan a un lado. También acariciar a un perro baja la respiración y el ritmo cardiaco.

  1. Da motivación extra.

Toda actividad con su mejor amigo se vuelve una tarea menos pesada, ya sea que lo escuche al practicar su lectura, que lo acompañe haciendo la tarea, que tenga audiencia perruna mientras practica el baile del 10 de mayo.

  1. Da seguridad.

Es una presencia agradable, conocida y constante, eso hace una base de seguridad en los niños. Imaginen por ejemplo la situación de un niño cuyos padres pelean frecuentemente o un cambio drástico como divorcio o una mudanza, el perro permanece con su amor y compañía.

  1. Se puede utilizar para ayudar al niño en áreas que requieran mejorar por ejemplo motriz, habla, marcha etc…

Se pueden desarrollar ejercicios incluyendo al perro como  abotonarle una capa para motricidad fina, lanzar una pelota para motricidad gruesa, caminar junto al perro o agarrado del perro para la marcha etc… y se convierte en una actividad divertida en el ambiente de seguridad que da el perro.

  1. Los ayuda a expresar emociones.

La relación con un perro es básicamente afectiva, incluso cuando el niño esta triste o enojado puede “platicarle” al perro lo que le pasa. –Suena poco factible pero realmente pasa mucho.-

  1. Contribuyen a la actividad física.

Los perros son activos y hay que seguirles el paso. Esto puede ayudar a niños que ven mucha T.V, internet, videojuegos etc.

La lista puede seguir, estos son algunos ejemplos que se han observado tanto en la vida cotidiana como en la práctica clínica y Terapia Asistida con Perros (TAP).

Otras cosas que tomar en cuenta:

Si le enseñas a un niño que los perros o los animales no sienten o no merecen cuidados, al rato va a aplicar esas mismas actitudes con las personas -Empatía, ¿Recuerdas?-.

Consideren adoptar para darle hogar a alguien que lo necesita pero sobre todo para tener el sentimiento de haber cambiado una vida para bien. –Imaginen lo que pueden hacer para cambiar su propia vida para bien.- Esterilicen a sus mascotas.

Cualquier duda o comentario estaré contenta de ayudarlos…

Brenda Guadarrama

Maestra en Psicología Clínica, Facilitadora de TAP

psic.brenda.g@gmail.com

044.55.31.45.58.18

Vallarta 23 Coyoacán.

El perro de mi hija
El perro de Papá Moderno
Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

2 comentarios en «Por qué debes de tener perro en casa ¡te vas a sorprender!»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.