Inteligencia emocional, lo que debes de estar educando

La inteligencia emocional es un excelente predictor de éxito en la vida. Listo, hasta aquí la entrada. Si tenías dudas sobre cuál es uno de los aspectos más importantes de la educación, pues ya quedó.

Creo que muchos papás preocupados por su desempeño en su rol se han preguntado qué es lo que pueden hacer mejor o que pueden enseñar a sus hijos para que estos tengan éxito en la vida.

Esa además es una de las premisas por las que elegimos cierto tipo de actividades extraescolares, elegimos la escuela, cuidamos los círculos sociales, los valores y todo lo que creemos que tiene importancia para que nuestros hijos sean adultos exitosos.

Peeeeeero olvidamos un pequeño, minúsculo, absurdísimo detalle. No sabemos educar el núcleo de nuestros hijos, es decir, no educamos las emociones.

Vale, vale, y ¿cómo hacemos para atender lo emocional? pues resulta que eso lo educamos desde la inteligencia emocional.

Pero, ¿qué es la inteligencia emocional?

La definición original de inteligencia emocional (IE) dice así:

la capacidad para supervisar los sentimientos y las emociones de uno mismo y de los demás, de discriminar entre ellos y de usar esta información para la orientación de la acción y el pensamiento propios”

¿Y para qué quiero saber de inteligencia emocional? pues resulta que las personas que son exitosos en su vida adulta no son aquellos con la escuela más prestigiosa, ni aquellos que fueron los mejores estudiantes.

Son aquellas personas que tienen un alto cociente de inteligencia emocional, lo cual favorece que se alcance de mejor manera lo que la persona se proponga.

Inteligencia emocional
Inteligencia emocional

No sólo se queda ahí el efecto de la inteligencia emocional, resulta que las personas con alta IE afrontan de mejor manera las enfermedades, de hecho logran hacer que la enfermedad sea menos intensa y menos dura.

Con alta IE las personas no desarrollan trastornos de ansiedad ni trastornos depresivos.

Consiguen alcanzar sus metas de mejor manera ya que saben manejar su motivación.

Manejan mejor los conflictos interpersonales. Se entienden mejor. Tienen mejores índices de autoeficacia y de autoestima y en general viven su vida de manera más plena.

Es más, dicen por ahí que predice mejor el éxito en la vida el cociente emocional que el intelectual…

Me parece que es importante resaltar el hecho de que esta inteligencia o realmente habilidad se puede educar o entrenar. No es algo con lo que nacemos como tal ¡la podemos desarrollar!

A modo de resumen se han propuesto principalmente cuatro fases de la IE:

Fase 1 Percepción emocional

Este punto hace referencia a darnos cuenta de ellas, en todos los aspectos posibles, como palabras, gestos, entre otras cosas.

Fase 2 Uso de las emociones

Este punto nace del primero. Es usar la información de la primera fase para la creación de procesos cognitivos que nos ayuden con lo que tenemos adelante.

Fase 3 comprensión de emociones

Es la habilidad para ver la relación entre emociones así como nombrarlas. Así podemos transmitir por medio del lenguaje cuál es nuestro estado emocional.

Fase 4 Control emocional

Es la capacidad de controlas nuestras emociones así como controlar las emociones de los demás.

Como ves es bastante lógico el tema y sus fases. Como mencioné al principio, la inteligencia emocional es un excelente predictor del éxito, así que si has estado descuidando este tema pues ¡aplícate!

 

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.