El día que el blog iba a cerrar (parte 2)

Cuando decidí que el blog iba a cerrar me sentí relajado. al día siguiente hice dos cosas , la primera fue comentárselo a mi pareja y la segunda fue anunciar mi intención en Facebook.

Con esas dos acciones pasaron tres cosas que me hicieron poner en perspectiva mi decisión. La primera fue que mi esposa solamente me escuchó y luego me preguntó ¿no lo vas a extrañar?

Me quedé paralizado con la pregunta, no había considerado las consecuencias personales de cerrar el proyecto no se me había ocurrido que chance me podía hasta arrepentir y que sólo estaba viendo el hartazgo del momento.

En segundo lugar hubo reacciones en mi post de FB, no es que no pasara, pero no me los esperaba. Muchos de los comentarios fueron de apoyo, hubo gente que se ofreció a ayudarme. De todos los mensajes y comentarios hubo unos que me hicieron reflexionar otro aspecto del blog que nunca había visto.

Algunos de esos comentarios que me pusieron a pensar fueron:

“Soy de los que opina que este espacio debe permanecer, hoy por hoy es cada vez más necesario”

“Creo que muchos necesitamos algo así en nuestras vidas”

Con el cansancio que traía no entendía a qué se referían. ¡Porqué un blog como el mío es necesario? si desde mi punto de vista no es más que un hobbie que inició porque me sobraba mucho tiempo.

Y ahí me di cuenta de que platicar del rol tradicional de los hombres de cara a la paternidad es un acto que puede verse hasta como político. De alguna manera el blog ayuda a criticar y cuestionar estas tradiciones negativas que mantienen vivo el machismo.

¡Pum! el blog entonces puede ayudar a cambiar lo que me choca del mundo de los hombres ¡yei!

Pero, todavía no me convencía de seguir. Aún dándome cuenta de su impacto no sentía ganas de seguir. ¿Para qué? me seguía cuestionando si el sacrifico familiar era importante nada más para hacer un poco de mella en roles arcaicos.

Pero, sucedió una tercera situación… me contactó directamente otro papá. Y caray, este papá que supo llegar a mi intereses.

Después de hablar con él 45 minutos, sin conocernos ni nada me convenció de una propuesta. ¡a mí! que soy la definición de necedad con desconfianza ¡me convenció!

Y no solo eso, hasta tarea me dejó para este proyecto y la hice súper emocionado.

Este proyecto estará en unos días al aire, estará en varias plataformas como Spotify, Google Play y muchas, muchas otras.

Solo quiero adelantarles que ¡el blog vive! y crecerá… además de mis escritos hacia otros formatos ¡Yei!

Gracias a todos los que me han acompañado en este viaje, creo que flaquear después de 6 años de carrera no está tan mal.

Muchas gracias por sus palabras de apoyo, gracias por leerme y por exhortarme.

¡Papá moderno continuará!

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.