Qué ver este fin de semana

Ya pasamos la primeria quincena del año y poco a poco la emoción de la navidad, del año nuevo y de los regalos va desapareciendo, así que es momento de regresar a las actividades cotidianas como, digamos ¡hacer maratones de Netflix!

En esta ocasión te quiero presentar dos series, las seleccioné por una sencilla razón: mi esposa no me hizo caso hasta que las terminó… tan es así que le pedía que ella hiciera los escritos para atraparlos en estas series. 

Así que espero a más de uno se le vaya el tiempo con estas recomendaciones.

Glacé

Una serie francesa increíblemente adictiva, que se desarrolla en un poblado en los Pirineos Franceses, San Martin de Comminges. En donde los detectives Martín Servaz e Irene Ziegler se ven envueltos en el drama oscuro de una comunidad pequeña llena de secretos y un asesino serial.

Una serie de 6 capítulos que logra atraparte en un helado juego de paisajes blancos, callados y espeluznantes.

La fotografía es en sí otro personaje del programa, te envuelve en angustia, desolación y desesperación, logra transmitir de tal manera las emociones de los personajes que sientes la nieve caer en tu cara.

Martín e Irene, ambos policías, unidos por un caso especial, en el que dos personas encuentran colgando el cuerpo de un caballo decapitado.

La investigación se desarrolla llevando a los policías a enfrentar a un asesino serial del pasado de Martin. A su vez, Diane Berg, psiquiatra trabajando en un centro de salud mental, ansiosa de enfrentar a los pacientes del pabellón A, es descubierta por Julian Hirtman, como Fabienne, hermana de su última víctima.

Martin muestra continuamente el desagrado que siente al estar en ese pueblo, no ve la hora de cerrar el crimen del caballo e irse de ese lugar. Sin embargo sus historias comienzan a entrelazarse, cuando el caso da un giro en el que un suicido colectivo de tres adolescentes hace 15 años, envuelve al alcalde del pueblo, un empresario y otros hombres importantes de la comunidad.

Otro elemento que me encantó fue la música, una delicia, que enchina la piel y te tiene en el borde de tu cama, tapado hasta la cabeza con una cobija, cerrando y abriendo los ojos nerviosamente para ver (y no ver) lo que esta pasando .

La entrada de la serie es una joya, la nieve, los animales semidisecados con mirada perdida y penetrante, uufff, imperdible.

Ya no les cuento más, véanla, de verdad véanla, vale muchísimo la pena. Una serie muy a la altura de muchas grandes series americanas, sin perder su identidad francesa.

La Mantis

Una fascinante serie que nos muestra el mundo de los psicópatas, con un giro distinto a las series que usualmente estamos acostumbrados, que la asesina sea mujer.

Yo soy fan fan fan de las series de asesinos (nota de Papá Moderno: no es fan, está obsesionada), me encanta ver Criminal Minds, Mindhunt, Unabomber, Glacé, cualquier serie que nos permita entrar en la menta de un asesino (los cuales en su gran mayoría son hombres). El 85% de los asesinos seriales son hombres, dejando solo un pequeño porcentaje a las mujeres.

Jeanne es una asesina en serie que lleva presa mas de 25 años por haber matado a 8 hombres, el punto de partida de la serie, es que ha aparecido un imitador de la La Mantis.

Esta situación obliga a la policía a contactarla para pedir su ayuda, sin embargo ellos no contaban con lo que ella pediría a cambio de su ayuda.

¿Su único requisito? Que el jefe de la investigación sea su hijo, Damien Carrot, un policía comprometido con su trabajo y traumatizado todavía por su infancia.

Jeanne es una asesina despiadada, fría, calculadora, motivada más que por el placer a matar por el placer de castigar a hombres violadores, abusadores y pedófilos. Sin embargo, poco a poco nos van mostrando la necesidad de retomar el contacto con su hijo, de acercarse un poco a su vida y con ciertos tintes de culpa por no haber podido estar a su lado.

Damien sigue las indicaciones de su madre para poder descubrir la identidad de su imitador, pero parece que éste siempre va un paso adelante de la brillante mente de Damien.

Los secretos alrededor de los crímenes van tejiendo una red que acerca la investigación cada vez más al núcleo familiar de Jeanne, Damien, su abuelo y su esposa.

El principio de la serie puede ser un poco lento para quienes están acostumbrados a los tiempos de las series americanas, pero conforme se acerca el final, el misterio y la intriga crecen, los capítulos se vuelven sumamente intrigantes, emocionantes y llenos de ansiedad.

De verdad no se pierdan esta serie.

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.