Vasectomía, todo lo que debes de saber

Estimado compañero de paternidad, leal lector de la etiquetas de pañales, amigo efímero de pláticas en el parque, seguidor del oscuro camino de la paternidad; ha llegado el momento de hablar de un tema escuchado y susurrado, que intriga y repele al mismo tiempo: la vasectomía.

En esta entrada te voy a platicar qué es la vasectomía y qué te puedo recomendar en caso de que estés considerando esta opción.

¿Qué es la vasectomía?

Es un método anticonceptivo. Es permanente y -aunque te de risa- aclararé que es sólo para el hombre.

Consiste en una pequeña operación en la que se ligan y cortan los conductos deferentes, que es por donde pasan los espermatozoides.

Vasectomía sin bisturí
Vasectomía sin bisturí

Suena rudo ¿no? pues no, estos conductos conectan el epidídimo con los conductos eyaculatorios y ni te asustes porque los conductos deferentes miden (cada uno) de 35 a 45 cm. Sólo te quitan como 3 cm por conducto.

Todos sabemos lo sensibles que somos con los testículos y por muchos huevotes que presumimos la neta es que cuidamos las joyas de la corona, por lo que pensar en cirugías por ahí cerca hace que se les arrugue a todos.

Es una micro cirugía, se realiza con anestesia local y así como entras caminando sales caminando.

Y… ¿Por qué hacerse la vasectomía?

Lo primero que viene a la mente con esta pregunta es porque ya somos un chingo ¿no?, pero si eso no importa entonces también hay que considerar que la responsabilidad de no tener más hijos de los ya planeados es de “ambos par de dos” no nada más de ella.

En general la vasectomía es una opción excelente por varias razones adicionales al odio que a veces muestro contra la humanidad.

La vasectomía es súper eficaz. Tiene una efectividad superior al 99%. Nunca será del 100% por cómo funciona la estadística, pero si lo ves en personas de cada 100 personas que se hacen la vasectomía más de 99 de esas personas tiene éxito con este método…pinche estadística rara.

Este método no hay manera de usarlo mal. No te lo puedes poner mal, no puedes coger mal, no se inhibe con medicamentos para la gripa, nada de nada. Es a prueba de gente.

La vasectomía también resulta práctica. Ya que tienes luz verde –por parte de tu médico y con estudios en mano- para darle vuelo a la hilacha, ya olvida todo. No más idas a las farmacias, nada de interrumpir para poner algo nada de olvidos de pastillitas, no necesitas nada de nada.

En este punto del alta médica, tienes que considerar que hasta 25 eyaculaciones después de la vasectomía todavía puede haber espermas nadando. Por eso te tendrás que ponerte condón las primeras 25 veces o al menos durante 3 meses.

En estas primeras veces mejor aplica el dicho: más vale pájaro en mano…

¿Tiene riesgos?

Como todo en la vida. Pero están leves y son obvios. El primero es que es permanente, no sé por qué, pero hay quien piensa que eso es una desventaja.

El segundo es que puede haber ciertas molestias o infecciones leves en la herida posterior a la cirugía, como en cualquier procedimiento, hasta tatuarse tiene esos riesgos, no mamen.

El tercero y no es que sea un riesgo, es más como sentido común. No previene enfermedades de transmisión sexual. Recuerda que si no hay barrera las enfermedades pasan. Sí o sí. Por lo que muy estéril y todo, pero las enfermedades pasan porque pasan. Así que piénsale bien con quién andas teniendo sexo.

Entrando a las netas…

Aquí te platico un poco de cómo me fue. Un buen día estábamos en el centro de salud de la zona en la que vivo poniendo las vacunas correspondientes al bebesaurio y vi que se hacían vasectomías.

Me acerqué a pedir informes y resulta que la doctora estaba desocupada así que muy amablemente me explicó todo el procedimiento con todo y ¡sorpresa! Que fue que en ese momento me hizo la historia clínica y la revisión previa.

Esta revisión básicamente consiste en una palpación de los testículos, para ver que estén sanos y realiza algunos movimientos para que puedas ver cómo es la cirugía. Nada del otro mundo, más que la pena de la situación.

Al finalizar la consulta me dio la fecha para la vasectomía y una receta para un antibiótico y un desinflamatorio.

Para el día del evento en cuestión te piden que llegues obviamente bien bañado y bien afeitadito. Ahí es cuando te das cuenta del buen pulso que todos tenemos…

Me pasaron a la sala para cambiarme, me dieron la bata esa fea de hospital, botitas de hospital y pues nada… a la mesa.

La verdad es que no sentí nada de nada ni la aguja de la anestesia, sólo sentía que hacían “algo”, pero nunca sentí incomodidad o dolor. Hasta me preguntaron si quería ver al trozo de conducto que me acababan de cortar y ahí voy de pendejo a decir que sí.

Termina la cirugía, te dan tus recomendaciones y cuidados y hasta la próxima.

En esto hay un punto que quiero aclarar, en las recomendaciones siempre dicen que puedes usar o suspensorio o ropa interior ajustada. Déjame adelantarte algo: elige el suspensorio.

Fue un error no usarlo los primeros días y empecinarme en usar ropa ajustada, ahí si te duelen los testículos. Usa suspensorio no hay de otra, es lo único que en verdad y neta no manches, hace la diferencia.

Quitando ese detalle todo salió bien, las primeras horas son súper incómodas, por eso te mandan a casa a ponerte hielo un rato y quitarlo otro, a reposar y no hacer esfuerzo.

Si te lo haces en un centro de salud como al que fui, hasta te pasan a la farmacia y regalan condones como si fueras a coger como adolescente.

En general las molestias pasan rápido (si usas suspensorio), no hay sutura, al día siguiente puedes hacer tu día casi normal, no hay complicaciones, no hay molestias adicionales, sólo no te confíes y piensa que 25 eyaculaciones o tres meses después todavía tienes que cuidarte como si no te hubieras hecho la vasectomía.

Ojalá esta breve guía te ayude a decidir lo mejor para ti o por lo menos te oriente en las dudas que puedes tener, sólo fíjate de que sacan tijeras chicas no vaya a ser que te hayas equivocado y saquen las de pollero ¿eh? ¡hasta la próxima!

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.