Juego sensorial, los trucos que no te han contado.

El juego sensorial es un tema que todo padre primerizo (y no) debería de conocer, curiosamente nunca había hecho una entrada platicando de este tema.

Para conocer el tema lo primero que tienes que recordar es que la información que le llega del ambiente a tu cerebro lo hace a través de los sentidos, nada del ambiente puede entrar al cerebro sin que sea registrado por algún sentido.

LEER MÁS…Juego sensorial, los trucos que no te han contado.

Prisioneros del odio. Carta #6

Antes de iniciar la lectura de este texto te tengo que advertir que si eres de los que se ofende fácilmente es mejor que no lo leas (mejor dale aquí); si eres de los que les molesta que se critique su religión te recomiendo no seguir (es mejor que veas esta liga); si tú crees que el matrimonio igualitario está mal, definitiva y categóricamente salte de aquí (te ayudo, dale click a esta liga) y por último si de casualidad eres Norberto “ignorante” Rivera esto no te va a gustar (mejor lee estas notas).

Además de correr lectores innecesarios también quiero comentar que esta carta es tan larga que la iré compartiendo por partes.

También te quiero aclarar que estas líneas están fundamentadas desde mi experiencia  personal y profesional, pero también desde mi formación y práctica como Maestro en Psicología Clínica, así como en mi formación y práctica de mi grado de Doctor en Educación. (¡pum! ¡esa no la viste venir!) 

LEER MÁS…Prisioneros del odio. Carta #6

Lo que aprendí al ser papá de una niña

Siempre seré un padre primerizo, ya que al tener sólo una hija todo lo que ella haga, todas las etapas por las que atraviese, todos sus problemas, necesidades, retos y demás, serán siempre mi primera vez.

Oficialmente estamos a días del cumpleaños de mi hija y me cuesta un poco de trabajo dimensionar ya han pasado 3 años desde que nació, pero aunque no los sienta basta con ver las fotos para ver cómo ha cambiado TODO día con día.

LEER MÁS…Lo que aprendí al ser papá de una niña

Regreso a clases

En este regreso a clases me parece conveniente reflexionar sobre la razón de mandar a lxs hijxs a la escuela. Hazte la siguiente pregunta ¿por qué lxs niñx tienen que ir a la escuela? ¿para qué lxs mandamos?

Una respuesta bastante común es que la escuela sirve para que sus asistentes sean alguien en la vida o para que tengan oportunidades para competir en el mercado laboral. 

LEER MÁS…Regreso a clases

La educación de tu hijo

Esta es probablemente una entrada diferente a las que acostumbro puesto que me dirijo a las personas que tienen hijos y no tienen hijas. Me gusta mucho educar a mi hija sin una asignación específica de género, es decir, me gusta que mi hija pinte la pared conmigo o que tome su caja de herramientas cuando ve que voy a realizar alguna reparación. 

LEER MÁS…La educación de tu hijo

Los terribles dos años

Hace algunos meses empecé a escuchar acerca de los “terribles dos años” todos los pintaron como la fase más complicada del desarrollo hasta llegar a la adolescencia. No termino de entender porque qué son tan terribles, al menos no cuando me enfoco en la conducta del niño. 

LEER MÁS…Los terribles dos años

La fiesta de 2 años: el reporte

Como comenté en otra entrada (La fiesta de 2 años: la preparación) buscamos hacer una fiesta buena, bonita y barata y para eso nosotros hicimos los arreglos de mesa y las decoraciones en general. También el postre (cupcakes) fueron hechos en casa y así nos ahorramos unos pesos. También tenía la inquietud de si la piñata iba a ser divertida para mi hija o si iba a ser una tragedia al ser de su personaje favorito.

La fiesta fue todo un éxito, al menos para los que asistieron, porque eso de ser anfitrión realmente es agotador, yo creo que el cansancio me duró como tres días de los cuales los pies fueron los que más sufrieron.

Asistieron todos los que habíamos invitado (cosa que me agradó mucho), se acabó toda la comida y todos los dulces, yo tenía la esperanza de que me quedara algo de la comida para llevarme al trabajo, pero no sobró nada.

A mi hija ni siquiera la vi, se metió al castillo inflable y no volvió a salir hasta que literalmente lo desinflé para que se bajara. Mi hija es muy amiga de los vecinos los cuales son más grandes que ella (el más chico de ellos tiene 7 años), esto lo comento porque ahora sí la gente la entendió porque mi hija parece peleadora del amazonas. se lleva muy pesado con sus vecinos y por lo tanto aguanta muy bien los juegos rudos (me siento orgulloso).

Cosa que supongo no está de más mencionar es que tuvimos saldo blanco, nadie salió herido ni descalabrado ni torcido, sólo tuvimos invitados cansados y con berrinche de sueño. Eso de sueño fue impresionante porque ya en la tarde y cabeceando mi hija todavía quería seguir jugando y saltando.

La única consecuencia agridulce de su fiesta fue que por los siguientes 20 días mi hija se cantó las mañanitas, diario, varias veces al día y gritando. Honestamente en mi cumpleaños voy a pedir villancicos o canciones de halloween para el pastel.

El ver a mi hija con esa sonriso hizo que todo el esfuerzo previo valiera la pena, quiero agradecer a todos los que fueron y muchas gracias por acompañarnos en un día en el cual la festejada no se dejó ver más que para la piñata y para el pastel.