Sobre lo social. Carta #8

Querida hija,

Hace tiempo no había necesidad de escribirte una carta, pero las condiciones de vida han cambiado y es momento de que te platique sobre un tema que puede resultar bastante complicado de explicar: lo social.

Probablemente ya te diste cuenta de que las cosas han estado cambiando, las reglas que conocías se han modificado y puede ser que estés bastante confundida. 

Efectivamente hay reglas y condiciones en todos lados, no hay un solo contexto en el que no existan y además cambian en función de las personas que estén presentes, del momento, del lugar, de la edad, del nivel de formación y básicamente de cualquier variable que se te ocurra.

El mundo, tu mundo ya no es tan blanco y negro como antes, ahora no puedes hablar de la misma manera conmigo que con tus abuelos o no puedes actuar igual en casa que en la calle.

Confío en que nos adaptaremos rápidamente a los cambios, créeme cuando te digo que no es fácil para tu mamá o para mí tener que estar limitando ciertos aspectos, pero al final vivimos en sociedad.

Parte de las cartas que te escribo tienen la intención de compartirte algunas visiones que tenemos de la vida y de algunos temas en particular, en esta ocasión quiero tocar algunas generalidades de las relaciones humanas.

Familia, soporte de la sociedad. Tomada de Freepik.
Familia, soporte de la sociedad

Empezaré afirmando que la familia es el soporte de la sociedad. Este argumento es tomado por todos como verdadero, pero cada quién lo ajusta a su conveniencia de manera que te toparás con personas que dicen que la familia es la que se forma por mamá, papá e hijos.

Niegan que las parejas del mismo sexo con o sin hijos sean una familia. De antemano déjame decirte que esa negación es una reverenda estupidez. Son familia.

¿Por qué la familia es el soporte de la sociedad?

La respuesta es muy sencilla, solamente voltea a ver a tu hermanito y dime qué le pasaría si lo dejamos sin atención a sus 3 meses…

Todos necesitamos una red de apoyo cuando estamos creciendo –y después también- por lo que la importancia de este núcleo social es que los individuos que lo componen brindan apoyo emocional y económico, transmiten conocimiento, transmiten valores, replican patrones culturales y llevan a los individuos en desarrollo a la adultez.

Si te fijas no hago énfasis en las características de los individuos que conforman la familia sino en sus funciones. Esta es la base de la sociedad, por lo que como ves una familia puede ser de muchas, muchísimas formas.

Los bebés no saben de qué va la onda en el mundo que nacieron, no traen conceptos, ni juicios, ni reglas subjetivas, eso se los da el ambiente.

Una característica de nuestra condición de ser humanos es la necesidad de darle un sentido a las cosas que acontecen. Es decir, necesitamos organizar la experiencia, nos relacionamos a través del pensamiento.

Las estructuras mentales en sí mismas son herramientas para poder procesar la información que recibimos del ambiente, pero a su vez estas estructuras son las que constituyen la cultura. La cual la puedes entender como una colección de conocimientos, costumbres, ideas y tradiciones que caracterizan a una población.

Esto quiere decir que todo lo que crees que es bueno o malo, o mejor dicho, todo lo que  te enseñemos no son realidades tangibles. Por ejemplo, decirle que le falta un diente  a una persona con la que estás platicando es considerado como una descortesía.

Al vivir en sociedad hacemos funcionar una estructura, dentro de la estructura social todas las relaciones que se dan están reguladas por normas.
Vivimos en sociedad
Vivimos en sociedad. tomada de freepik.

Toda la comunicación que se da dentro de la estructura social es completamente artificial ¿en qué sentido? Pues que en general el signo es arbitrario, por ejemplo: mover la cabeza para los lados para indicar una negativa, bien podría ser al revés y que fuera una afirmación.

A partir de todo esto es que consideramos que todo aquello que es social o moralmente esperado o aceptado sea lo natural. Chance escucharás argumentos de que “tal o cuál situación no es natural”… entonces te acordarás de esto.

Aquí hay un gran detalle que tal vez deberías reflexionar: ¿quién dijo que así eran las cosas? Y ¿por qué decidieron que así deberían de ser?

Por ejemplo, porqué mi mamá –sí, tu abuela- me decía que los tatuajes eran malos. La primera vez que me hice uno me sentí como un rechazado, fuera del sistema. Cuál fue mi sorpresa al ver que la realidad nunca cambió.

Resulta que ahora tengo más tatuajes de los que imaginé y, por decir algo, no soy el fracaso que dicen que les esperan a los tatuados.

Entonces ¿quién y por qué?

Al final lo que sucede es que un grupo de poder establece qué es la verdad. Es decir, el saber es lo que un grupo de individuos comparten y deciden qué es la verdad.

A partir de “esa verdad” se define lo que está bien o lo que está mal; se define lo que es correcto y lo que no lo es; lo que es bueno y malo; lo normal y lo enfermo; lo estético y lo horrible, etc.

O sea que vemos nuevamente que el signo es arbitrario, el tatuaje no es ni bueno ni malo es lo que es en función del saber que se comparte con los demás.

El detalle está en que a través de esta verdad el poder disciplinario normaliza y por lo tanto controla voluntades y pensamientos.

Debes de entender que normalizar algo significa controlarlo para que cumpla su función en la estructura o cuerpo social. Por ejemplo, si la verdad que comparte el grupo de personas con el que te desarrollas indica que está mal no tener hijos, van a disciplinarte en función de dicha verdad.

Harán uso de varias estrategias para que llegues a esa meta de manera que si tu ejecutas directamente ese plan lo que sucede es que estás cumpliendo con el rol social que dicho grupo tiene como verdadero.

Una herramienta para normalizar es el uso del lenguaje. ¿Por qué las mujeres no dicen me voy a maquillar? Normalmente dicen “me voy a arreglar” ¿a poco estaban descompuestas?

En nuestra sociedad se ejerce el poder a través de seducir, a través del placer hedónico, del consumo y de la biotecnología. O en verdad crees que lo orgánico “es mejor”…

Por eso es importante revisar cómo nos expresamos y sobre todo como nos llegan los mensajes. Yo creo que nunca habíamos sido tan manipulables como lo somos hoy en día. Insisto: lo orgánico.

El lenguaje censura. Tomada de freepik.

Toma con cautela lo que decidas escuchar porque en la lengua existen mecanismos de censura. Realmente nunca decimos más allá de lo que estamos autorizados a decir.

El lenguaje es un gran instrumento de comunicación, pero también es un instrumento de poder. Vives en una sociedad que funciona de manera que se perpetúa el privilegio y la desigualdad. Para eso está diseñado y además la gente se aferra a este sistema.

Todo esto está atrás del hecho de que el comentario que le hiciste a la señora de las gorditas esté considerado como de mala educación.

Como chance no lo recordarás en un tiempo te lo recuerdo aquí; tú solo le señalaste que le falta un diente. Sólo señalaste un hecho. Pero en algún momento alguien decidió que eso no era correcto y pues heme aquí, aclarando que no es que esté mal el comentario al mismo tiempo que te aclaro que el comentario estuvo mal.

Por eso tu mamá y yo te hemos explicado cuándo se usa en chinga y cuando algo está chingón, pero al mismo tiempo te hemos aclarado que sólo puedes decirlo con nosotros, pero no con otras personas.

Algo que deseo sobre todo mi ser es que seas feliz en esta sociedad y que logres comprender que mientras no te hagas daño ni le hagas daño (real) a los demás TODO VALE.

Todos tenemos derecho a ser diferentes y además debemos mantener respeto entre los colectivos culturales que nos rodean o a los que pertenecemos.

Sólo deseo que aprendas como decía Foucault a resistir al control a través de la libertad ética.

Te ama

Tu papá.

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.