Personalización y pesimismo

Para finalizar las explicaciones generales del pesimismo sólo te falta saber lo que es la personalización, es el tercer y último componente de la pauta explicativa. La personalización trata de o culpar a otros o culparnos a nosotros.

Curiosamente es la dimensión que con mayor facilidad se exagera en la vida ya que es la que habla de nosotros y de nuestros sentimientos. También es una de las dimensiones que a algunas personas les cuesta más trabajo identificar.

Por ejemplo, no es lo mismo decir soy inseguro, que sería interna, a decir crecí en una casa peligrosa, esta última sería externa.

¿Por qué es importante esta dimensión? La respuesta es sencilla, porque si eres una persona con pauta explicativa pesimista para eventos negativos entonces no nada más lo malo de la vida lo ves universal y permanente, para rematar lo ves como algo que dependía en cierto grado de tu persona y te haces responsable de situaciones, acciones, eventos que no tenían nada que ver contigo.

Las personas con pautas explicativas pesimistas generalmente son las que se deprimen más, sufren de ansiedad crónica, tienen más problemas de salud, son menos productivos y curiosamente son a los que siempre les toca el “pelo en la sopa”.

Así que ya sabes, es necesario ver lo malo como específico, temporal y externo y lo positivo como universal, permanente e interno.

Si te gustaría leer más del tema el autor de esta teoría tiene libros muy buenos, el que te puedo recomendar por su nivel y amplitud es:

“Aprenda Optimismo” de Martin E. P. Seligman. Editorial de bolsillo.

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.