Mi historia como papá y los cambios del bebé

Voy a continuar la historia más o menos en donde la dejé, ya en casa con todo y lo mencionado sobre no dormir, sólo te puedo decir una cosa: si parpadeas te pierdes el viaje. Si todo está en continuo cambio y la impermanencia es el proceso natural del universo ¡wow! Con los bebés de un segundo para otro su cerebro ha conectado una nueva ruta y hacen algo que simplemente no podían hacer, desde cerrar la manita hasta voltear a un estímulo… realmente es impresionante. 

Una cosa es segura, tu hij@ va a ir aprendiendo a su ritmo, disfrutal@ como vaya su desarrollo, resulta que vas a poder observar que el aprendizaje no viene dado por el ambiente, sino por la estructura y la organización del cerebro.

A mí me encantaba y encanta ver cómo va desarrollando capacidades distintas todos los días. De éstos primeros meses recuerdo mucho todo lo que hacíamos juntos, en aquellos días podía ayudar mucho más ya que tenía otros horarios de trabajo, ayudé durante los primeros meses desde dormirla hasta bañarla, de hecho yo la sostenía en mi brazo en su tina mientras mi esposa la enjabonaba.

Recuerdo que le poníamos (actualmente obvio lo seguimos haciendo) música de todo tipo, hasta se acostumbró a dormir ¡con un poquito de rock! y me convertí en el “dormidor oficial” no sé cómo, pero en mis brazos no había forma de que se quedara despierta, si era hora de dormir me la pasaba mi esposa y ¡pum! la dormía.

Nunca comprendí cuando me dijeron que aprovechara porque sólo iba a ser bebé una vez y que se iría muy rápido el tiempo, hoy lo comprendo y me llena de mucho orgullo recordar todo lo que hemos vivido y todo lo que hemos crecido, pasé del episodio de mi primer pañal (ver: Cómo me convertí en papá, segunda parte) a platicar fluidamente de estrategias para cambiar pañales, qué hacer con los cólicos, el llanto, pomadas para bebé, pediatras, horarios de sueño y demás aspectos que simplemente aprendí de forma acelerada.

Como padre primerizo de repente te das cuenta que no tienes idea de qué hacer con tu bebé porque parece que sólo duerme y cuando está despierto no hace muchas gracias que digamos, pero no te engañes, su cerebro está absorbiendo estímulos a una velocidad inimaginable, está configurándose para poder ser toda una persona con toda la complejidad que se te pueda ocurrir.

Yo también no supe que hacer al principio, chance por la educación (ver: Lo masculino, lo femenino y el rol de papá) así que te dejo algunos tips que te pueden ser de ayuda:

  • En el primer mes (más hacia la tercera semana) al bebé le gusta ver rostros que gesticulan, le gusta ver rostros charlando o que están cantando.
  • Va a buscar la mirada, los ojos le resultan atractivos.
  • Su comunicación se reduce a llanto: llora si tiene frio, llora si tiene calor, llora si quiere a un adulto a su lado, llora por experimentar, básicamente llora por todo, así que no te estreses de que llore, mejor busca la causa.
  • Cántale, platica con el/ella, no importa que digas incoherencias o que simplemente le vayas narrando lo que estas haciendo o lo que estás viendo, pero háblale, esto reforzará tu vínculo emocional y además estimularás su cerebro.
  • Toca a tu bebe, que tú no te toques, por ejemplo los pies, no es motivo para no tocar los suyos, haz que su cerebro vaya despertando a través de tu contacto.

Esto es sólo como información personal ¿ok? A mí me funcionó mucho saber estas cosas, aunado a una recomendación: sigue una rutina con tu esposa, no muy rígida, pero sí predecible. Básicamente es actuar siguiendo los mismos pasos o hacer lo mismo cuando el bebé se levanta, o llora, o lo bañan. De hecho no conviene alterarle la rutina ni por visitas, ya que son ellas las que se deberían amoldar a ti no tú a ellos.

Como puedes ver en sólo tres semanas muchas cosas cambian, así que no hay prisa en que atiborres de estímulos a tu familia, simplemente disfruta cada etapa y maravíllate con cada descubrimiento que tu hij@ realice del mundo.

Este texto te puede resultar útil si te sientes como un pepino de mar cuando tienes que cuidar a tu bebé, nada más que ten cuidado de cómo lo lees ya que no todos los bebes son iguales, así que no te asustes si el tuyo no está en los rangos que proponen, si tienes alguna duda de cómo va el desarrollo de tu hij@ evidentemente acude con tu pediatra.

Recomendación veloz:

Propuesta Didáctica. La educación de niños de 1 a 12 meses. Marisol Justo. México: Editorial Trillas

 

 

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on TwitterShare on Google+

1 comentario en “Mi historia como papá y los cambios del bebé

Deja un comentario