Las 12 leyes de Murphy de este papá

Ayer reflexionaba un poco sobre cómo a veces son las ironías de la vida, justamente ayer que me quedé con mi hija y con el perro que estamos entrenando, en el momento preciso después de pelear mucho para que mi hija se calmara y pudiera tomar su siesta y por primera vez en varios años… mi esposa al llega,r tocó el timbre, no una vez ¡sino dos! 

Claro que entonces todo se complicó: el perro salió corriendo a la puerta, se puso a ladrar, el teléfono de la mesita cerca de su cama se cayó, yo le grité (¡duh!) y mi hija se asustó… todo pasó exactamente como nunca había pasado.

Evidentemente la siesta valió un pepino, el caos se sentó en la sala y rió y rió y rió. El evento pasó y el día también, ya en la noche platicaba con mi esposa sobre el libro que estoy terminando de leer (A sangre fría, Truman Capote) y nuevamente salió la reflexión sobre cómo es la vida “de irónica”, pues con eso me fui a dormir y desperté con los doce puntos que puedo compartir a los papás que se inician en esto.

Por cierto, nada de lo que hagas hará que las cosas cambien, de hecho cualquier intento por mejorar o cambiar la situación sólo la va a empeorar, así que ¡suerte!

Sobre las salidas

  1. No importa cuánto esfuerzo pongas en planear la hora para salir de casa, nunca y por nada del mundo vas a salir a tiempo.

Sobre preparar las cosas

  1. Puedes revisar todo lo que va en la pañalera al salir, los juguetes que vas a llevar, la ropa adicional, pero justamente ese día vas a necesitar lo que no guardaste.

Sobre las travesuras

  1. No importa todo lo que creas que tu hijo puede hacer de travesura… va a terminar haciendo justamente la única travesura que a ti no se te ocurrió.

Sobre los destrozos

  1. La posibilidad de que se rompa un jarrón es directamente proporcional a su valor.

Sobre los pañales

  1. La probabilidad de que te toque cambiar el peor pañal de popó del día es inversamente proporcional a las ganas que tenías de ayudar con el pañal.

Sobre los juguetes

  1. Los juguetes se comportan como los fluidos, van a desplazarse hasta llenar todos los espacios posibles que los pudieran contener.

Sobre la atracción

  1. La fuerza de atracción entre un alimento y la ropa está determinado por el valor de la ropa o en su defecto de la importancia de la ocasión.

Sobre la educación

  1. La educación de tu hijo dependerá de qué tan chismosa es la persona que lo observa, a mayor chisme, menor capacidad de mostrar educación.

Sobre el ruido

  1. Las “maldades” de tu hijo son inversamente proporcionales al ruido que se produce.

Sobre los regalos

  1. Mientras más gusto te de un regalo para tu hijo, más alta la probabilidad de que sólo juegue con la caja o con su envoltura.

Sobre el trabajo

  1. Mientras más concentración requiera tu trabajo o actividad, más demandante de atención será tu pequeñín.

Sobre el sueño

  1. La cantidad de ruido existente en tu casa es directamente proporcional a la necesidad de sueño que tu hijo tenga.

Espero me compartas “tus leyes de Murphy” ¡saludos!

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

2 comentarios en “Las 12 leyes de Murphy de este papá

Deja un comentario