La inclusión no se dice, se hace.

La inclusión no se dice, se hace. Es el mensaje con el que se abandera una iniciativa nueva de Babysec. Esta iniciativa busca fomentar la inclusión de personas con discapacidad y para eso hay cambio primero en los empaques de sus pañales.

El blog tiene la gran fortuna de que recibe invitaciones a varios eventos, ojalá pudiera ir a todos, pero desafortunadamente tengo que trabajar, en ocasiones hay compañeros que me auxilian y van en mi representación y a veces nadie lo logra al final, ya sabes, porque hay que perseguir la chuleta.

Afortunadamente a este evento pude ir y quiero compartirte el tema, porque la neta si me dejó reflexionando.

La iniciativa en cuestión inició en Chile y ya llegó a México. Aquí logró el apoyo de la Fundación John Langdon Down. Por eso los anuncios no están con el acento mexicano sino con el chileno.

Inclusión en emapaques

Esta iniciativa consiste en que la línea de pañales cambia su empaque para mostrar la imagen de una bebé que se llama Trini, con la intención de que se vea que los pañales son para todos, ya que Trini es una bebé con síndrome de Down.

Ahí justamente es donde me cayó el veinte de la necesidad de hacer visibles a todos los seres humanos que componemos una sociedad, porque casi siempre lo que vemos está en función solamente de nuestro círculo más cerrado.

Justamente en este punto es en dónde las cosas se ponen rudas, porque resulta que la no discriminación inicia desde el reconocimiento de los otros, en sus diferencias. Con esto pues ya valimos casi todos, porque habrá que observar los modelos de los que nos rodeamos con los productos.

Es justamente por ese pequeño detalle -usa mi mejor voz de sarcasmo en el pequeño- que hago esta entrada reconociendo la iniciativa de Babysec. Se ha comido a todos, incluyendo a los consumidores, en cuanto a avance social. Se está atreviendo a hacer visibles a otros bebés. eso está cañón.

Visibilizar a otros bebés favorece una cultura de inclusión y de respeto a la diversidad. Babysec está dando un paso importante, pero falta dar más pasos y todos deberíamos sumarnos a caminar por esa senda.

Desafortunadamente la realidad es que las personas con discapacidad viven situaciones de desconexión y de rechazo, normalmente están aisladas y obviamente son víctimas de la discriminación, desde que no hay accesos adecuados hasta que sus derechos no son reconocidos institucionalmente.

Todos contamos

Algo de lo que los asistentes nos dimos cuenta es que no estábamos seguros de cómo expresarnos para mantenernos del lado de lo correcto, porque después de escuchar los mensajes ya no estábamos seguros de cómo había que expresarse sin caer en discriminación y esas cosas.

Afortunadamente pensaron eso y nos hicieron el favor de aclararnos las cosas con algunas pequeñas recomendaciones las cuales te comparto exactamente igual que ellos nos las compartieron:

  • El nombre correcto del diagnóstico es “síndrome de Down”. No es necesaria la “s” plural en Down.
  • Tampoco es correcto escribir en mayúscula la “s” en síndrome.
  • “Down” sí debe ir siempre en mayúscula.
  • Es una persona con síndrome de Down, en lugar de “es una persona Down”.
  • Es una persona con discapacidad, en lugar de “es una persona discapacitada.”
  • “Lengua de señas” en lugar de “Lenguaje de señas”.
  • Aunque es clínicamente aceptable decir “retraso mental,” se prefiere el uso de los términos “discapacidad intelectual”, “discapacidad cognitiva”, o “discapacidad del desarrollo”, que son más aceptables socialmente.
  • Persona con discapacidad intelectual / Persona en situación de discapacidad / Que presenta, que vive, que tiene discapacidad.
Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.