La fiesta de 2 años: la preparación

La fiesta de los dos años de mi hija ha generado mucha emoción en casa, un poco más por parte de mi esposa, la cual además ha decidido seguir los pasos de la entrada ¿Cómo hacer una fiesta infantil buena, bonita y barata?” 

La preparación del festejo de los dos años ha sido paulatina, poco a poco hemos idos comprando las cosas, algunas las hicimos nosotros y otras se compraron, aunque después las decoramos.

Centro de mesaLo primero es que se decidió unilateralmente fue que el tema de la fiesta sería de Pepa Pig; por unilateralmente me refiero a mi hija… así que todo lo hemos pensado en función de dicha cerdita (hablo del programa ¿eh?).

En la parte de la decoración mi esposa es la que ha llevado la dirección, de hecho ha llevado la dirección de toda la fiesta, yo he ayudado con la parte manual ya que había que pintar muchas cosas.

Para la parte de la comida (segundo punto importante) al principio íbamos a cocinar todo, después entre la flojera y el recordatorio de que mis invitados tienden a tener buen diente, mejor contratamos un servicio… pero no cualquier servicio… va a ir una señora a hacer flautas, quesadillas, gorditas y ¡pura comida saludable!

Otro punto en el que he de reconocer la tenacidad de mi esposa es que se contrataron unos inflables para que se pueda jugar ya que la fiesta es en un jardincito sin juegos, aunque no lo crean encontró inflables de Pepa Pig…

El postre serán cupcakes hechos en casa, gracias a Clau y a Malévolo (su esposo y mi amigo) que nos van a echar la mano en la cocinada… bueno corrijo… gracias Clau por ir a cocinar con mi esposa mientras les echamos porras.

Con respecto a la piñata originalmente mi esposa compró una de Pepa, pero con el paso de los días nos dimos cuenta que va a ser más un adorno que una piñata así que mejor compramos otra para que no haya drama por romper la original.

Parte de nombreAl final nos hemos gastado menos de lo que costaría la renta de un saloncito de fiestas, nos hemos aplicado a que las cosas estén bien hechas y por lo tanto la preparación de la fiesta ha sido un proceso de convivencia ya que por ejemplo, el domingo en la tarde nos la pasamos pintando todo lo que faltaba.

Eso hizo que pudiéramos convivir como hace mucho no podíamos además de darnos un buen viaje con las pinturas con las que decoramos.

Este proceso de preparación ha permitido que nos involucremos mucho más que si todo hubiera sido contratado o administrado por otros, en mi opinión hacer la fiesta buena, bonita y barata a cambio de estar conviviendo mucho más ha sido la manera más inteligente que hemos tenido de recibir los dos años de nuestra hija.

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.