La educación en nuestro País

Aunque no lo crean una de mis “tareas” era publicar un artículo de opinión, así que decidí compartirlo aquí por la razón de que hablo sobre la educación en nuestro país y bueno… como no es un tema controvertido lo pongo por acá. 

En nuestro país uno de los temas más sonados y probablemente más controvertidos es el de la reforma educativa, pero ¿porqué este tema debe de importarle a quien no es docente? más allá de la inconformidad de los docentes y el caos vial que se genera con la manifestaciones, todos aquellos que no conocen los cambios deben de conocerlos para saber el impacto en la educación de sus hijos.

Empecemos por hablar de Finlandia, ya que tiene un sistema educativo que invariablemente tiene puntajes altísimos en la prueba PISA (OECD, 2015), la cual también se aplica en que México y cuyos resultados son deprimentes, por ejemplo en matemáticas, el 55% de los alumnos mexicanos evaluados no alcanzan ni siquiera el nivel de competencias básico y de hecho menos del 1% de los alumnos de nuestro país alcanza niveles de competencia altos.

Para que lo anterior tenga más sentido, los alumnos mexicanos tienen un retraso que equivale a dos años de escolaridad, o sea que el puntaje del mejor alumno mexicano es el mismo puntaje que un alumno promedio de Japón…

En lectura los datos no son mejores y en ciencias menos; se supone que la reforma que ha propuesto el Lic. Enrique Peña es para elevar los niveles de la calidad de la educación, es decir, el discurso cambió de hablar del incremento en la matrícula a hablar del incremento en la calidad.

Lo anterior resulta interesante, porque básicamente estamos hablando de que la escuela en México no sirve para alcanzar las metas de los discursos políticos sobre que México puede ser una potencia mundial, claro esto sería si nuestro mejor alumno no fuera el promedio de otro país.

La nueva reforma busca mejorar estas situaciones, sin embargo si alguien la lee con detenimiento no es más que una reforma laboral con disfraz educativo, está construida en torno a cuestiones administrativas, a temas como la contratación, la permanencia, las modificaciones de la jornada laboral y habla de hasta alimentos para los alumnos (Secretaría de Educación Pública, 2015)

Pero en lo que se refiere a la transformación de fondo, a lo que corresponde a los planes educativos, a los libros de texto, a las propuestas culturales para la enseñanza en distintas regiones del País, simplemente se queda punto menos que corta.

Mencionaba a Finlandia simplemente porque es el mejor sistema educativo del mundo, con menos horas de estudio y menos horas en la escuela logran los mejores resultados sostenidos en las evaluaciones globales (Aparicio, 2016).

Qué curioso que en nuestro País hacemos lo contrario y creemos que mientras más horas en la escuela es mejor la educación… en Finlandia la escolarización inicia hasta los 7 años, no antes.

En ese país la apuesta está en la ecuación que la educación es competitividad, de manera que es más difícil ser docente que médico allá. Además de que uno puede tener una vida digna siendo maestro y un sueldo que permite el sustento familiar.

En México sucede lo contrario, el Estado ha promovido una serie de reformas educativas que simplemente violentan la profesión del docente, que de por sí ya estaba lastimado (Maya, 2013). La ley General de Educación queda como si fuera una lista gigante de asistencia, La Ley para el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación toma la forma del vigilante, del prefecto escolar por decirlo de alguna manera y La Ley del Servicio Profesional… sería algo así como el adiós, la tarjeta roja, la expulsión.

Claro que no es sencillo el cambio del sistema educativo mexicano, hay muchos intereses de por medio y muchos problemas colindantes. Como lo sería que somos el país con menos productividad y más horas laboradas al año, entonces sí es conveniente tener a los niños en las escuelas de lo contrario quién los cuidaría ¿no lo cree?

Sin embargo, es importante no sólo criticar sino proponer, si los resultados de las pruebas son tan malos es necesario dejar de perseguir al docente como responsable de esto y poner en marcha una serie de cambios que mejoren realmente la calidad de la educación.

Me parece importante que se considere la posibilidad de crear un currículo nacional, es decir, realmente ponernos de acuerdo sobre qué materias son vitales y sobre las cuales se deben de realizar cambios de fondo en su currículo.

Se debe de modificar (utópicamente) la escala de pagos, ¿porqué un legislador gana más que un docente?, debe de ser al revés, el legislador está unos años y se va. Sin embargo el impacto del docente puede durar toda una vida en los alumnos que pasan por sus aulas. Es una responsabilidad superior, ¿sabías que, en Japón los docentes no hacen reverencia al emperador? (Bárcena, 2012).

Esta costumbre japonesa nace de la idea que sin profesores no puede haber emperadores, seguro que nuestro país va por buen camino con lo poco que invierte en educación, con la persecución administrativa a la que somete a los docentes y a las condiciones tan tristes que les ofrece para “mejorar la calidad de la educación”.

Referencias

Aparicio, D. (6 de 3 de 2016). Psyciencia. Recuperado el 11 de 9 de 2015, de http://www.psyciencia.com/2015/03/06/4-razones-por-las-que-la-educacion-de-finlandia-es-tan-buena/

Bárcena, A. (16 de 6 de 2012). Infiancia y Sociedad, un exámen al exámen. La Jornada .

Maya, A. (2 de 04 de 2013). Lo bueno, lo malo y lo feo de la Reforma Edcuativa. El Financiero .

OECD. (2015). OECD. Recuperado el 11 de 9 de 2015, de http://www.oecd.org/pisa/keyfindings/PISA-2012-results-mexico-ESP.pdf

Secretaría de Educación Pública. (2015). Sistema Nacional de Registro del Servicio Profesional Docente. Recuperado el 11 de 9 de 2015, de http://servicioprofesionaldocente.sep.gob.mx/

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.