El primer viaje a la playa

Se me había contar en el apartado de anécdotas la primera vez que fuimos a la playa. Me dí cuenta ademas porque ya estoy preparando el álbum de fotos, al menos ya estoy dándome una idea de cuáles van a ser las fotos a imprimirse…todavía no compro la carpeta… 

Fuimos antes de que mi hija cumpliera el año, el destino fue Acapulco, ya que podíamos llegar por automóvil y nos queda “cerca”, al viaje también se unieron mis suegros. En lo personal tenía mucho tiempo de no ir al mar, francamente lo extrañaba, siempre he creído que Poseidón debió ser más importante que Zeus la fuerza del mar y su calma aparente siempre han sido fenómenos que me han despertado emociones muy profundas.

Realmente creo que sólo tenía dos preocupaciones en el viaje, la primera es que la bebé no se “pasara de tueste” , obviamente fuimos hiper-cuidadosos, pero mi mente no pudo apartar la posibilidad de que se ardiera ¿qué hubiera hecho en ese caso? la verdad ni idea porque obvio la cuidamos mucho; mi segunda preocupación era que le entrara arena en un ojo… he pasado por eso… no se lo deseo a nadie… bueno a mi peor enemigo sí, ojalá le entre un grano de arena en el ojo jejejejejeje.

La semana pasó tranquila, sin contratiempos, allá compramos una especie de lanchita-salvavidas-flotador que tenía la peculiaridad de que las piernita quedaban como si fuera una andadera, ¡una andadera para el agua! mi hija todavía no caminaba así que al principio no “le caía el 20” de cómo funcionaba el asunto, pero con veinte minutos a lo mucho de juego le entendió y ahora éramos nosotros los que nos divertíamos llamándola de un lado al otro de la alberca.

Ahora el reto es que vaya a la playa, pero con la conciencia de estar en la playa. Su primer viaje lo recordaré con muchísimo gusto siempre, pero falta otro primer viaje, en el que ella ya pueda recordar su aventura y su experiencia en la playa.

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.