El bautizo y el estrés de los eventos sociales

El bautizo de mi hija fue como todos los bautizos… motivo de estrés para los papás, a veces no entiendo por qué insistimos en que hay que llevar a cabo eventos así, me queda claro que cumplen con una función social, pero ¡caray! Es muy estresante preparar todo, desde la ropa para el bebé hasta la recepción para los invitados, es un hecho que los que menos disfrutan son los anfitriones. 

Evidentemente hablar de bautizo puede ser un tema difícil por la importancia que la religión puede tener en la vida de la gente… nosotros decidimos bautizar a nuestra hija para facilitarle algunos trámites futuros, pensando en algunos escenarios probables. Cuando digo nosotros la verdad es que fui yo el que empujó esta idea y después de algunas argumentaciones me salí con la mía… hasta que vi cuánto se estaba gastando y me percaté de que perdí…

Algo que sí estuvo muy bien fue que la decoración y la mesa de dulces, todo lo preparamos una noche antes, nos ayudaron amigos queridos, (uno de ellos escribió la entrada de Por qué debes de tener perro en casa ¡te vas a sorprender! ) hubo quién se dedicó a los arreglos florales, a ayudar a mi esposa en preparar algunos detalles como poner los dulces en los contenedores y yo me dediqué a derretir chocolate porque parte de lo que mi esposa quería era que hubiera bombones cubiertos de chocolate con chispitas… todo en la paleta de colores morados que había decidido.

También me di cuenta de que mi esposa tiene super habilidades creativas y que en verdad había dedicado muchas horas en la red para encontrar todos los elementos que quería en la mesa y en la decoración, realmente me sorprendió su buen gusto… independientemente de que se casara conmigo jejejejeje

La  mesa de los postres del bautizo
La mesa de los postres del bautizo

Algo que me sorprendió mientras preparábamos las cosas del día siguiente fue que una de las amigas que estaba ahí ayudándonos me comentó que estaba muy bien que me involucrara… a la fecha me sorprende el comentario ya que ¿para qué tener hijos si no les voy a hacer caso?

Como todo evento fue estresante atender tantas cosas a la vez, que si las fotos, que si los invitados, que si la fiesta, que si esto que si aquello. Todos se la pasaron bien o al menos eso fingieron y ¡se acabó todo lo que habíamos preparado!

Cuando veamos las fotos con nuestra hija le podremos contar todas las aventuras de ese evento, desde la historia de cómo su padre, muy hábil por cierto (sarcasmo), se quemó el pie con el baño maría con el que estaba derritiendo el chocolate, hasta cómo jugó con los chiquilines que fueron, pasando por cómo la gente se aventó a la mesa de postres… no es cierto nadie se aventó… sólo digo que… ejem… ¡qué bueno que se la pasaron tan bien! jejejejeje

Otra toma de la mesa de postres del bautizo
Otra toma de la mesa de postres del bautizo

¡Quiero agradecer a Brenda, Claudia y Julio por habernos ayudado ese día!

¡Recuerda compartir las entradas! ¡Buen día!

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

1 comentario en “El bautizo y el estrés de los eventos sociales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.