Duda existencial sobre la paternidad

Para que te des una idea de mi duda existencial, llevamos ya cerca de 15 días desde que nuestra hija se puso malita y nada más no termina de salir de la condenada tos. Para empeorar el panorama ya no tenemos sábanas limpias el día de hoy ¿la razón? Ha vomitado muchas veces desde la madrugada…

Creo que me duele la espalda de tender la cama y definitivamente el olor del vómito hace que me vomite… ¡imagínate la escena! Yo limpiando vómito intentando no vomitar jejejejeje terrible situación para mí, muy cómica para quién me vio.

Sin embargo, me quedé pensando en la madrugada-ahora mañana, que todo esto tiene relación con una decisión de otra persona hace 15 días, no recuerdo si lo puse o no en otra entrada, pero básicamente una mamá decidió llevar a su hijito a la clase que obviamente comparte con mi hija… pero lo llevó enfermo, tan enfermo que el niño se vomitó en la clase y se tuvieron  que ir.

El daño ya estaba hecho, el contagio ya se había dado y me enoja que he tenido que ver a mi hija enfermita porque hubo alguien irresponsable que todavía admitió que casi no llega a clase porque no se le baja la fiebre a su hijo ¡neta!

Mi postura es simple, si tu hijo está enfermo ¡no lo lleves a la escuela! Peeeeeeeeero no es tan sencillo este tema y de hecho mientras me daba un “pasón” con Pinol (en lo que trapeaba la vomitada) me di cuenta de que es un tema complejo.

Creo que no hay salida fácil de esta cuestión, porque me quedé pensando en por ejemplo, una madre que lleva al hijo a la escuela, el papá también trabaja y tienen sueldos que entre los dos suman unos 15000 pesos, aunque tú mi estimado lector no estés en este rango, te recuerdo que en nuestro lindo condenado país:

El 46.2% de la población vive en estado de pobreza, eso significa que estamos hablando de cerca de 52 millones de personas.

El 33.85% no tiene acceso a un servicio de salud… a NINGÚN servicio de salud…

Con estos datos entonces sí es probable mi escenario, esto significa que si no lo deja en la escuela y no tiene a nadie que se lo cuide, esta mamá no va a trabajar y va a perder el día, lo que significaría que si sólo no trabaja un día, estamos hablando de que ese día le costó cerca de 250 pesos, o mejor dicho no ganó esos 250 pesos y por lo tanto se apretó la economía familiar…

¿Entonces que se debe de hacer en estos casos? ¿Cuál es la solución al dilema? Es un hecho que desde las leyes tenemos problemas, la equidad de género debe de hacerse presente, las leyes para inasistencia a un empleo deberían considerar los problemas de salud de los niños, de manera que si es el hijo el enfermo y no el empleado, algo se pudiera hacer.

Pero, la historia no sólo es dramática por lo económico, fíjate bien, la otra vez hablaba con mi esposa de este tema, ella trabajó en un kínder, era maestra de pre-escolar y los papás se enojaban de que no les recibieran a los niños enfermos, porque ellos se tenían que ir a trabajar y nadie se los podía cuidar….

Deja explico un poco más, el papá o la mamá se acababan de comprar un coche del año de la versión de lujo ya que el kínder está en el Pedregal; eso no significaba mejor sueldo para mi esposa, cosa que me sorprendía mucho porque además luego ni les pagaban…

Regresando al punto, el dinero en este ejemplo ya no es el problema ¿cierto? Entonces qué demonios pasa por la cabeza de esta gente que prefiere dejar a su hijo enfermo en una escuela para que lo cuiden otras personas y contagien otros niños ¡en lugar de hacerse cargo como corresponde!

Pues esa es mi duda existencial ¿qué se debe de hacer en estos casos? Y sobre todo ¿cómo respetar las situaciones individuales sin afectar al grupo en general?…

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.