De pieles, leche y vínculos

Como sabemos los bebés son inútiles. Nacen y si se quedan solos pues se mueren. La evolución ha hecho que la  mayoría de las crías de otras especies puedan valerse de alguna manera por sí mismas. ¿Nosotros? ¡Ja!

¿Por qué nos pasa esto? ¿Por qué la especie dominante del planeta es tan inútil al nacer? y bueno en mi opinión durante los siguientes por lo menos 25 años.

Para responder a la pregunta de por qué nacemos así es importante considerar dos cosas, la primera es que al ser una especie que camina en dos pies la pelvis se hizo más estrecha por lo que si el bebé naciera con el cerebro más desarrollado, no pasaría. ¡problemas de ingeniería!

Al nacer el bebé debe de estar en contacto directo con su mamá. Las primeras horas de vida fuera de la mamá se conocen con el nombre de “periodo sensitivo”. es un periodo en que se tiene la oportunidad óptima de influenciarse mutuamente, de apegarse.

El contacto piel con piel tiene hartos beneficios tanto a corto como a largo plazo. Los bebés que al nacer entran en contacto con la piel de mamá regulan su ritmo cardiaco, controlan la temperatura corporal, la glucosa que está circulando en sangre se regula mejor y disminuyen los llantos.

La OMS recomienda que por lo menos el bebé pase una hora en contacto con su mamá antes de todo el procedimiento rutinario.

El contacto con la piel continuará y lo podemos incluir en el vínculo de la lactancia. Dar pecho va más allá de sólo dar alimento, también está formando moldes afectivos. Alguna vez publiqué que el único mundo válido para los bebés son los brazos y el pecho de quién lo cuida.

Esa modita de que los bebés deben de llorar para hacerse más fuertes es una reverenda mamada y peor aún esa idea de que si uno los carga se vuelven chiqueados o manipuladores… ¡no mamen!

Para los opiniólogos que no tienen bebés hay que decir que no estoy diciendo que cada llanto del bebé se atiende de la misma manera. Me refiero por ejemplo a cuando dejan llorar la bebé en la cuna para que se duerma.

Si un bebé se queda llorando mucho lo que pasará es que empezará a liberar hormonas del estrés y esto puede ser perjudicial a la larga, ya que podría dañarse su sistema nervioso, su aprendizaje y hasta su crecimiento.

El molde que se les está generando básicamente les dice que sin importar lo que hagan nadie los va a ayudar. ¿Quieres mejorar tus vínculos con tus hijos? atiende a sus emociones.

El desarrollo de los hijos depende de los vínculos que establezcan con los papás, los moldes sociales, los moldes con los que explorarán el mundo dependerán de los modelos que tuvieron en su primer mundo social: la familia.

Así que ya sabes, si quieres mejorar algún punto de tu paternidad pon atención a tu vínculo emocional con tu familia.

 

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.