Crianza: lo que necesitas conocer en estos días

Crianza: acción y efecto de criar, especialmente las madres o nodrizas mientras dura la lactancia. Exactamente eso es lo que encontré al buscar “crianza” en la RAE. La verdad es que no me esperaba toparme con una buena definición, pero definitivamente no me esperaba ESA definición.

En las entradas pasadas te platiqué sobre la masculinidad y como un lector me hizo el comentario, sobre la fragilidad de las masculinidades. Después te platiqué sobre la paternidad y cómo la ejercemos desde nuestros libretos conductuales “de ser hombres” desde donde se dictan hasta las reglas para la expresión afectiva y el establecimiento de límites. 

Crianza
Crianza (tomado de google)

Ahora es momento de unir el tercer y último eslabón: la crianza.  Y volvamos a hacer el ejercicio de imaginación. Si tu hija o tu hijo de preguntaran ¿Qué es la crianza? ¿Cuál sería tu respuesta?

Puede ser que te vengan a la mente varias posibles respuestas o definiciones. Tal vez la crianza la identificas como el acto de educar. Chance para ti la crianza tiene que ver con el acto de cuidar.

Si tus respuestas van en esa línea no estás tan perdido. La crianza es un acto que consiste en cuidar, alimentar y educar. Para este acto la verdad es que no es necesaria la distinción de quién lo hace, puede ser la crianza por el papá, la mamá, los cuidadores en general.

Puedes pensar en la crianza desde algo todavía más práctico, que puede el soporte material y el soporte afectivo. Estos tienen que ser adecuados para que nuestras hijas e hijos puedan desarrollarse plenamente y en la medida de lo posible alcanzar a desarrollar todo su potencial.

Normalmente cuando lees sobre crianza lo que abunda es que se hable de diferentes formas de crianza como la permisiva, la autoritaria o la democrática. También es normal en nuestros días leer sobre crianza con apego.

El problema que veo de estas explicaciones de crianza es que se quedan incompletas, son sobre simplificaciones de cómo actuar como papás. Es por eso que en esta entrada abordaré la crianza desde las necesidades emocionales.

Así como para crecer sanos y fuertes necesitamos una alimentación que logre balancear los hidratos de carbono, con las grasas, con las proteínas, buena hidratación, ejercicio bla bla bla y todo lo que de adultos no cumplimos. Así se necesitan cubrir ciertas necesidades emocionales durante el desarrollo para que nuestros hijos se desarrollen plenamente.

Crianza
Crianza (tomado de Google)

No debemos olvidar que nuestra evolución nos hizo interdependientes, que la única manera de alcanzar todo nuestro potencial es rodeado de relaciones positivas con otros. Es el colmo que las escuelas le pongan más atención a que el niño aprenda a escribir en primero de kínder en lugar de enseñarle a socializar adecuadamente.

Esta visión mercantilista de la educación, enfocada al logro y al avance sólo genera adultos que son empleables en el ámbito laboral, pero que realmente son pobres en su mundo interno.

Hago una aclaración para los “haters” que luego se enojan con lo que escribo. Estoy de acuerdo en el logro y en el aprendizaje, pero sólo en el momento del desarrollo que corresponde. Que un niño sepa escribir desde kínder uno o dos, no tiene un impacto en absolutamente nada de su posible (o no) éxito futuro… no chinguen.

Para ejercer una crianza saludable solamente deben de atender a 5 necesidades emocionales, leíste bien, son sólo CINCO las necesidades emocionales que se deben de cubrir:

  1. Afectos seguros con otras personas
  2. Autonomía, competencia y sentido de identidad
  3. Libertad para expresar las necesidades emocionales válidas
  4. Espontaneidad y juego
  5. Limites realistas y autocontrol

¿Cuáles son los resultados en la crianza de cuidar necesidades?

Afectos seguros cubiertos adecuadamente

Generan una sensación de tener seguridad básica, se presentan o se logran buenas relaciones con los demás y en general se tendrá buena autoestima.

Afectos seguros NO cubiertos

Falla cuando somos desapegados con nuestras hijas e hijos, fríos, cuando rechazamos, guardamos emociones, cuando nos aislamos, somos explosivos o impredecibles o abusivos.

Autonomía, competencia y sentido de identidad cubiertos adecuadamente

Excelente autonomía, entendida como la capacidad de funcionar independientemente, también hay buena autoestima.

Autonomía, competencia y sentido de identidad NO cubiertos

Falla cuando la familia es un muégano, cuando va minando o cuestiona la confianza del niño. No se cubre adecuadamente cuando somos sobreprotectores fallamos en reforzar las conductas de competencia necesarias para funcionar fuera de la familia.

Libertad para expresar las necesidades emocionales válidas cubiertos adecuadamente

La autoexpresión de la persona estará bien, podrá presentarse auto crecimiento, son personas independientes y no necesitan la aprobación externa.

Libertad para expresar las necesidades emocionales válidas NO cubiertos

Falla cuando educamos desde la aceptación condicionada, es decir, para obtener amor, atención o aprobación el niño/a debe de suprimir aspectos importantes de sí mismo.

En ocasiones es porque importa más la necesidad o el deseo de los papás o le dan demasiada importancia a la aceptación o al estatus por encima de las necesidades y deseos de los pequeños.

Espontaneidad y juego cubiertos adecuadamente

Cubrir esta necesidad emocional significa que la persona tendrá una visión positiva de la vida. Logrará una adecuada expresión y manejo emocional y logrará funcionar con metas realistas.

Espontaneidad y juego NO cubiertos

Falla cuando somos demandantes y punitivos, cuando el desempeño, el deber, el perfeccionismo, el seguir las reglas, esconder emociones o evitar errores, predominan sobre el placer, la alegría o la relajación.

Desafortunadamente este estilo punitivo de crianza genera una visión de que las cosas se pueden desmoronar si no se está vigilando o se es cuidadoso todo el tiempo.

Limites realistas y autocontrol cubiertos adecuadamente

Si cubrimos adecuadamente esta necesidad emocional nuestras hijas e hijos lograrán desarrollar la empatía, serán personas pro sociales, con buena tolerancia a la frustración y excelente autocontrol.

Limites realistas y autocontrol NO cubiertos

Se falla en esta dimensión emocional cuando somos permisivo, sobre indulgentes o no hay dirección. También falla cuando existe una idea de superioridad en lugar de disciplina adecuada, confrontación correcto y límites en relación a tomar responsabilidades.

¿Escuchaste de los mal llamados “niños emperadores”? bueno pues el problema no son los niños.

En la próxima entrada haré un cierre con conclusiones y sugerencias para unir los temas que abordé: Masculinidad, Paternidad y Crianza. ¡Saludos!

  

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on TwitterShare on Google+

1 comentario en “Crianza: lo que necesitas conocer en estos días

Deja un comentario