Bájale a tu ritmo

Cuando empecé con la campaña de KleenBebé, la verdad es que los hashtags que me dijeron que tenía que usar simplemente no me gustaron y no se me hicieron muy acordes a mi blog. 

Eso de tener que compartir las cosas con el #MamáPulpo o el #MujerPlenaBebéFeliz… no sé, como que no me vi poniendo eso en mi blog, ya sabes, no me veo como mamá…

Por esa razón en algunas entradas verás que pongo el #PapáKleenBebé, ya que esa fue la solución que me pusieron a mi negativa a escribir como mujer.

Ayer pensaba un poco en esta campaña y en lo que ha representado, lo que compartí de la marca y de mis experiencias y no pude evitar sentir la presión del día. Esta semana ha sido caótica de todas a todas, todo empezó con la maravillosa actualización de Windows 10, si esta entrada la estoy subiendo ahorita es porque tuve problemas con los controladores de la lap, lo que significó que después de tener una computadora perfectamente funcional en cuanto se actualizó, sólo le servía la pantalla touch.

Ardilla come cable
Ardilla come cable

En la semana también una ardilla se comió el cable del internet, entonces en casa no teníamos televisión ni internet… problema que se resolvió con relativa facilidad, hasta que decidí hablar a soporte técnico porque no tenía la intensidad de señal que me cobran.

Eso terminó en que para el final del día no sólo no tenía la intensidad acordada, prácticamente no tenía red…

Después de muchos jaleos tanto con el proveedor de servicios como con mi lap logre resolver los problemas, porque resulta que yo resolví los problemas, los de “sotorpe técnico” simplemente no pudieron y pues yo no me quedo sentado si algo no sale, así que heme aquí quejándome de mi semana.

Todo esto salió por la campaña KleenBebé y es que en las instrucciones esos hashtags se tenían que usar para compartir las experiencias de querer realizarse en distintos aspectos de la vida, mientras que uno cumple con sus funciones de madre y por si fuera poco el impacto que eso tiene en la vida del bebé.

Si no es porque mi esposa me apoyó definitivamente no hubiera podido hacer todo lo que hice, no soy pulpo; yo creo que es momento de dejar de lado esa presión tan fuerte que se le impone a las mamás de que todo lo pueden.

Hace poco mi esposa me compartía la entrada de un blog en el cual la autora se quejaba (y con justa razón) de lo difícil es que ahora todo es una competencia, la mejor fiesta de Pinterest en 5 pasos, los 40 trucos para que en vacaciones las manualidades sean épicas, los ocho millones de consejos para que tus hijos sean exitosos.

Todo esto dirigido a mamás que quieren hacer bien las cosas, pero cada vez sienten que las hacen peor por toda la información que llega desde afuera con la bandera de que puedes hacer más cosas.

Mamá Pulpo
Mamá Pulpo

Chance esta entrada me sale al revés, pero según yo los pulpos mamá se mueren por las crías… “Cuando se trata de tener hijos el pulpo hembra no pierde el tiempo y deposita mas de 50.000 huevos. Se tarda unos 40 días para que los huevos se desarrollan antes de la eclosión, y la madre permanece cerca de ellos todo el tiempo, protegiéndolos de los depredadores, mientras que “sopla” suavemente corrientes de agua sobre ellos para suministrarles oxígeno. Esta función le impide capturar presas para alimentarse, de modo que la mama pulpo poco después que los huevos eclosionan en la mayoría de los casos muere.”

No hay que confundir entonces las intenciones mercadotecnia con la realidad de ser madre, yo veo cómo mi esposa se parte en mil, pero definitivamente nunca sería una mujer plena con un bebé feliz si se descuida ella misma.

No hay que caer en la presión de dejarse, de abandonarse por los hijos, porque entonces aparecen los problemas, hay que hacer mucho y entiendo la imagen del pulpo como sinónimo de “multi-tasking” (aunque eso también es un error), pero lo que no entiendo es por qué tenemos que ensañarnos con hacer más.

Si quieres tener un bebé pleno sólo tienes que estar con él, quieres que tus hijos sean felices, entonces tienes que estar con ellos y enseñarles la felicidad, si se te olvida esto y te quieres enfocar en cosas periféricas no vas a sentirte bien y al final del día no vas a lograr nada de lo que buscas.

Así que intenta relajar tus estándares de perfeccionismo, que no te atrape Pinterest ni todas las cosas de DIY que circulan que prometen el edén familiar. Éste sólo existe cuando ríes a carcajadas con tus hijos.

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.