Ahorro y deuda, 4 cosas que tienes que saber

Ahorro y Deuda: Amigo Fiel

¿Tengo el control de mis finanzas? Una pregunta muy simple con una respuesta un tanto compleja. Muchos creemos tener el control de nuestras finanzas, cuando en realidad estamos dejando de analizar pequeños aspectos que podrían generar un cambio positivo en nuestra cartera. En esta entrada un asesor empresarial nos explica qué debemos de hacer para no ahorcarnos con las finanzas. 

Ahorrar parte de tus ingresos es algo muy “mainstream” y que más de una persona nos ha dicho que es fundamental cumplirlo, el porcentaje que cada persona considera, se basa en sus ingresos y capacidades, entonces si es algo que nos aconsejan constantemente, ¿por qué no estamos ahorrando?

No se trata de ahorrar cantidades estratosféricas, tampoco se trata de ahorrar a cambio de comidas a base de tortilla y frijoles, pero seamos sinceros, ¿quién lleva un registro del dinero gastado en efectivo? El gran problema es que no sabemos en qué ni cuánto gastamos.

Pensamos en guardar dinero cuando ni siquiera conocemos con certeza el gasto que generamos, es por eso que la mayoría no puede lograr la meta de ahorrar una cantidad o un porcentaje de su ingreso mensual. Saber cuál es nuestro gasto mensual es un arma muy poderosa, porque una vez conocidos los ingresos y gastos podemos empezar a jugar con el sistema financiero.

Otro error común es visualizar a las tarjetas de crédito como enemigas y sádicas, culpables de todas nuestras deudas. Las tarjetas de crédito no se autorizan solas, no se manejan solas y, por supuesto, no se firman solas. Saber manejar una tarjeta de crédito puede darte un poder adquisitivo considerablemente superior a tus ingresos mensuales, por otro lado, permitir que una tarjeta de crédito te consuma puede dejarte un mal historial crediticio y entonces vivirás esperando la quincena.

Debe de quedar claro que en ninguna situación un crédito es malo, siempre y cuando sea pagable por el contratante, entonces ¿por qué sería mala una promoción a meses sin intereses? Más de una vez han escuchado la leyenda de “no compres a meses sin intereses, es lo peor que puedes hacer”.

Claramente el problema no son los meses sin intereses, sino el correcto manejo de la tarjeta de crédito. Cada vez que nosotros firmamos algo a meses sin intereses el total de la compra se vuelve una deuda que se va a pagar a 3, 6, 9, 12… meses con 0% de interés, mientras se pague la mensualidad correspondiente vas a poder disfrutar de tu compra con un financiamiento totalmente gratuito. Pero si en cada estado de cuenta en vez de pagar lo correspondiente al corte pagas el famoso “pago mínimo”, amigo mío, no existen los meses sin intereses para ti, automáticamente el banco te va a cargar sobre el saldo pendiente de pago la tasa correspondiente a la tarjeta.

Saber utilizar a la banca a tu favor puede ayudarte a ahorrar… ¿Cómo? Ejemplifiquemos:

 

Ingresos Mensuales $ 10,000.00
Gastos Mensuales $   8,500.00
Ahorro $   1,500.00

En esta tabla podemos observar una persona que vive su vida sin prestamos, ahorrando el 5% de sus ingresos mensuales. Después de 6 meses esta persona ahorro la cantidad de $ 9, 000.00.

Ingresos Mensuales

$ 10,000.00
Gastos Mensuales $   6,000.00
Remanente $   4,000.00
Gastos Diferibles a 6 Meses Sin Intereses $  2,500.00
Mensualidad $     417.00
Ahorro $  3,583.00

En esta tabla podemos observar una persona que aprovecha los beneficios de utilizar el sistema bancario y la deuda. Si se comportara exactamente igual mes tras mes, tendríamos el siguiente resultado después de 6 meses:

Mes 1 Mes 2 Mes 3 Mes 4 Mes 5 Mes 6
Ingresos 10,000.00 10,000.00 10,000.00 10,000.00 10,000.00 10,000.00
Gastos   6,000.00   6,000.00   6,000.00   6,000.00   6,000.00   6,000.00
Remanente   4,000.00   4,000.00   4,000.00   4,000.00   4,000.00   4,000.00
Gasto MSI   2,500.00   2,500.00   2,500.00   2,500.00   2,500.00   2,500.00
Mensualidad      417.00      834.00   1,251.00   1,668.00   2,085.00   2,500.00
Ahorro   3,583.00   3,166.00   2,749.00   2,332.00   1,915.00   1,500.00

Al final de los 6 meses esta persona tendría un ahorro de $ 15,245.00 y una deuda a 6 meses sin intereses de $ 6,255.00

Podemos observar dos personas con el mismo ingreso y el mismo gasto pero con diferentes decisiones tomadas que los llevan a dos escenarios diametralmente distintos. Al final todo es cuestión de preferencias, en el mercado existen diversos bancos que ofrecen tarjetas de crédito sin anualidad, por lo que el costo financiero también podría ser 0.00, pero el más grave mito o error que podemos tener respecto a las finanzas es que no podemos ahorrar y deber al mismo tiempo.

Por último, dejo unas cuantas recomendaciones:

  • No se dejen espantar por los enemigos de los “meses sin intereses” con una planeación adecuada, pueden conseguir un nivel adquisitivo considerable, pues entre más usen una tarjeta de crédito y sea pagada a tiempo, el crédito ira en aumento.
  • El gran truco no está en gastar lo que generas sino en aprovechar las ventajas de la banca y saber cuánto es lo que uno se puede endeudar sin caer en costos financieros excesivos, como lo son los intereses moratorios.
  • No olviden que, aunque sea “mainstream”, es importante ahorrar una parte (pequeña, grande o de la proporción que sea más adecuada) de tus ingresos, pues nunca sabemos qué clase de contingencia puede presentarse. Si no se presenta ningún contratiempo ya tendrán un poco de dinero para irse de vacaciones.
  • Por último, como se explicó en el artículo, la deuda y el ahorro no son contradictorios no son un “Pumas vs América” o un “Real Madrid vs Barcelona”, al contrario son dos cosas que van de la mano, son un “Frodo y Sam”, se complementan y si logramos una armonía entre la deuda y el ahorro vamos a conseguir tanto gastar como guardar.

Gracias por su tiempo.

Carlos Rodrigo López Hernández

Asesor Empresarial

rlopez@maylossasesores.com.mx

Tel: 55-30-95-56-95, 55-30-95-53-95

Si te ha gustado comparte...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.