10 consejos fáciles para la crianza

Los consejos son subjetivos, sin embargo creo que existen algunos que son generales y en esta entrada te comparto 10 de estos consejos con los que de seguro te puedes identificar. 

Hace unos días estaba en una reunión familiar y mi madre contó anécdotas de la infancia, entre las que contó estaba una en la que de chiquito metí en mi nariz una parte de un juguete. Historias como esas abundan y desafortunadamente algunas no terminan nada bien.

Días después mi abuela me contaba (otra vez) cuando mi madre de chiquita se rodó las escaleras con el triciclo, así que previniendo que esto sea algo familiar escribo esta entrada.

10 consejos fáciles

  1. Asegura el acceso a escaleras o a balcones, así como evita que haya cosas o muebles que se puedan escalar cerca de las ventanas.
  2. Los juguetes y objetos pequeños son un peligro porque los pueden introducir en nariz o en oído, así que evítalos.
  3. Los objetos grandes y pesados también son poco recomendables, ya que por cargarlos se pueden lastimar o bien los pueden usar como proyectiles (confía en mí, te lo dice alguien que fue muy creativo en las travesuras.
  4. NO dejes a tus hijas o hijos solos, esto no es por paranoico sino porque debe de haber alguien que pueda prever un conflicto o un accidente.
  5. Como lo he platicado en otras entradas (ver la Mega Guía) es importante la acción, en ocasiones es más importante que las palabras, ya que no nada más debemos advertir o amenazar o dar indicaciones, también debemos actuar.
  6. Cuando digas algo cumple, no se vale que digas una cosa y hagas otra. Predica con la coherencia de tus acciones.
  7. Desde chiquillos tenemos que enseñarles hábitos, después de jugar ayúdalo a recoger us juguetes de una forma divertida y amigable, de manera que poco a poco entienda que recoger lo tiró es parte de la actividad y no una imposición.
  8. Mantén tu rutina estable, intenta no variarla, es decir, desayuna, come y cena a la misma hora. Bañarse debe de ser en el mismo horario y con la misma rutina, lo mismo para la cama y para el juego. Esto permite que se formen hábitos y reduce momentos en los que puedes tener problemas de conducta.
  9. Platícales a tus hijos de diversos temas y escucha sus respuestas, aun cuando sean balbuceos, esto genera mayor cercanía y mejora el vínculo con tu hija o con tu hijo.
  10. Recuerda la frase “mono ve, mono hace” si hay conductas que no quieras que tus hijos repitan no las hagas. De nada sirve decirles que no hagan algo si no cambias tus conductas antes.

Evidentemente la lista de consejos es interminable, sin embargo por alguna extraña razón los más fáciles son los que más se olvida ¿tú que consejo darías?

Si te ha gustado comparte...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.